Embalse del Porma

embalse del porma leon

Algo tienen los embalses que nos dejan embelesados. El del Porma no es una excepción y siempre que paso veo gente parada observando la inmensidad.

Yo tengo una teoría para esto, para este gusto por observar espacios abiertos: la mayoría estamos demasiado acostumbrados a mirar distancias cortas, las ciudades y sus edificios nos impiden mirar más allá.

Los paisajes naturales nos ofrecen la posibilidad de cambiar esta rutina, de relajar nuestra vista, y de paso, el resto de los sentidos. En León tenemos la suerte de poder disfrutar muchos de estos lugares, siendo el tercio norte de la provincia, la mejor opción para ello.

Deja un comentario